Fernandotorres

ISABEL

Ese era su nombre.

Y le dije que no lo recordaba.

Pero a mí mismo me mentía.

Imposible olvidar la suavidad de sus palabras

leidas por mí como si vino añejo se tratara.

Imposible olvidar la ternura de su corazón

palpitando en mi pantalla.

Imposible olvidar la angustia de la despedida

y la búsqueda infructuosa por hallarla de nuevo.

Fue una estrella fugaz surcando mi solitaria noche.

Un laberinto tranquilo y acogedor

en el que me gustaba perderme.


Hoy he mirado al cielo

con el telescopio del sentimiento,

y cuanta no ha sido mi sorpresa

cuando he vuelto a encontrarla.

Brillando con total sencillez.

No pueden evitarlo los seres

que por un instante

nos ciegan con su bondad.


Isabel.

Ese era su nombre.

Comentarios5

  • El Hombre de la Rosa

    Gratificante la lectura de tu genial poema amigo Fernando Torres
    Saludos sinceros de amistad
    Críspulo el de la Rosa

  • Fernandotorres

    Muchas gracias por seguir siendo mi chatamiga.

    • NAMASTE

      el placer es mio

    • NAMASTE

      es una pena que los chatamigos desaparezcan en el peor momento de nuestras vidas. Pero es en esos momentos cuando se ven los amigos de verdad....

    • NAMASTE

      Me encanta leerlo de vez en cuando

      • Fernandotorres

        Hola Isabel. Y a mí me gusta que lo leas. Espero que estès bien. Tú y los tuyos. Un abrazo.

      • NAMASTE

        Tantos años después e Isabel sigue pensando en ti....



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.