MAIGUA

Amada y Odiada Soledad

 Voz sin rumbo que clama un eco perdido en la melodía del silencio de la multitud de añoranza, como un beso de escarcha sin su brillo, encontrando enigmas en huecos que pasan a través del alma, dejando temor de estar consigo mismo.

 

Nos hace perder la esencia en un destello de luz sumergido en la oscuridad de un mundo cuadrado donde giramos la mirada al sol sin sentir el calor de sus rayos.

 

Es la Señora SOLEDAD que nos enseña nuestro lado  negativo, que nos impide gozar de los placeres intrínsecos, nos conduce a un lugar sin rumbo con brechas angostas mostrando quien nos traiciona.

 

Algunas veces nos da y nos quita ideas y sentimientos o simplemente se convierte en la condena a cadena perpetua de un prisionero.

 

Maigua

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificante la lectura de tu genial prosa amigo Maigua
    Abrazos de amistad
    El Hombre de la Rosa

    • MAIGUA

      agradecida por sus comentarios... Saludos.

    • claudio ramirez vasquez

      Las dos caras de la Soledad. En una de ellas esta la esencia de la Gratia Plena.
      Con gratitud



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.