Eco del alma

PECADO DE AMOR


SI ES PECADO AMARTE
NO QUIERO PERDÓN
ME CONSUMIRÍA EN PASIÓN Y LUJURIA
DE TENDRIA EL TIEMPO Y TANBIEN EL RELOJ
ACARICIARA TU CUERPO
BESARÍA TU PIEL A UN QUE ME QUEME
CON SU CALOR DE LA HOGUERA DEL CORAZÓN
SI ES PECADO AMARTE QUE ME PERDONE DIOS


hermoso no creo que sea pecado amar
todo lo contrario amar es nuestra relijion


Si amarte me causa pecado, que haré para no pecar,
si tu corazón es para mí, porque prohibir,
si nuestra pasión es amor porque sufrir,
si amarte implica tocar el fuego en tus llamas me consumiré.
de. boreal


si amarte es pecado yo
ya soy tu pecadora
pues te amo en el día y en la noche
y a toda hora no quiero la vida sin amor
se muere mi corazón
mariarl


Si es pecado amarte,
Besaría tu boca y todo tu cuerpo
Para quitar de mi ese deseo mortal
Que es hacer el amor tantas noches.
Pero si mi pecado de amor
Es pecar por tu amor,
Iría hasta el cielo para pedirle a dios un poquito de compasión.
Quiero que sepas
Que amo este corazón pecador de
Tanto amor.


ERES PECADO DE AMOR PORQUE ERES AJENA,
ME ENCANTA TU AROMA Y SABOR, TU CORRES EN MIS VENAS,
MI ENCUENTRO CONTIGO ES PASION Y FUEGO POR DOQUIERA,
TE ENTREGAS A MI SIN PUDOR Y SIN PENA,
NOS DAMOS ENTEROS SOFOCANDO LA ESPERA
DEL PECADO DE AMOR DE DEVORARTE ENTERA.


Si es pecado pensarte
quiero vivir sin pensamiento
No quiero pecar
ante el noveno y decimo mandamiento
si es pecado amarte
ya declare mi amor por ti muerto
no quiero pecar
prefiero vivir sin sueños.
***Viditabella-tejedoradeversos***


Si el amar es un pecado
que seria de mi
que seria de ti
de nuestras noches
de pasiones y lujurias
del sol en espera de eclipses
para amar a la luna
somos un pecado desde el universo
las noches, cuerpos y locuras.....
Alistv

Comentarios1

  • Kyogama

    Si el amarte es pecado ahora,
    mira como peco todos los dias,
    como te imagino a lado de mi cama,
    despeinada y agitada,
    con una sonrisa entre tus labios,
    esos que me incitan a pecar,
    que son rojos como la sangre de mis venas.

    Si he de amarte pecando,
    que no venga nadie a intentar salvarme,
    prefiero consumir mi alma recorriendo tu piel,
    recordando cada lunar que bese entre las sabanas.
    Recordando la suavidad de tu ser,
    la dulzura de probarte como la primera vez,
    una y otra vez.

    Hay que invitarnos a pecar,
    que la luna no juzga a los amantes,
    ni tacha a aquellos que se unen a su luz,
    y gimen su nombre su miedo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.