cbastias

Grito de amor

 

Grito de amor

 

Se silencia el día

Las flores pasan cantando

El viento gime en la mordaza

Como torbellino del secreto...

Yo me siento en el diván de las cosas simples

Entre lazado y quizás entre perdido en el tiempo,

Sin reloj...

Sin horizonte...

Apartado, en el vuelo de la esperanza.

 

Y siento como el grito

De los silenciados

Va  por las calles

Acallando lo que el abismo no puede...

 

Veo en sus ojos,

El emerger a borbotones de nuevas estrellas

De sol nuevo, de león rugiente,

De solemne pétalo al viento,

Bramando el estruendo

De un latido.

 

¡Sus palabras!

¡Hoy rebosan de coraje a los incrédulos!

Pintan un camino, esbozan el infinito

Y la sonrisa de pasos lerdos por el mundo

Se avalancha para hablar de lo sublime...

 

Hoy se roe el campo de lo inexpresivo

Y se libra al vocablo

Como ave enjaulada,

Se troca al silente

Para avivarlo,

Y hacerlo aire, vuelo, liberto

En el grito audaz y sin retorno

Del amor.

 

Comentarios5

  • xOrionx

    Muy intenso.
    El amor visto desde otro punto.

  • Libra *M*

    "Y siento como el grito
    De los silenciados
    Va por las calles
    Acallando lo que el abismo no puede..."

    Impresionante imagen esta. Sí amigo, borremos todo lo inútil de una vez por todos.

    Petonets,

    Libra *M*


  • elvira olivares

    "ACALLANDO LO QUE EL ABISMO NO PUEDE"....MUY FUERTE,
    COMO QUIÉN OFRECE SU CORAZÓN EN SUS PALABRAS.
    EXCELENTE AMIGO POETA, ERES UN GRANDE, ME HAS HECHO EMOCIONAR ¡¡¡
    MUCHOS CARIÑOS

  • Alvaro Maestre

    Innovación amorosa, creada en un nuevo estilo de significado del gran sentimiento fantasmal.
    Otra descripción del amor desde una nueva pluma Poética.

    Saludos,

    Alviz Neleb

  • Elo

    Grandes metáforas, un poema de belleza grandisima, gracias por compartir tu gran sensibilidad y tu talento...

    Felicitaciones mi querido Carlos.
    Un beso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.