lemos maximiliano

Niño

 

 

Y el sueño de aquel niño murió de tristeza.
Al caer el de la cama, notó que realmente si existía
aquel monstruo que se escondía en el armario.


Quizás si sus pequeños zapatos, ya no fueran tan grandes
que le lastiman los pies, que son mas grandes aun.
Quizás si sus pasos, sean más seguros
que  aquellos que dio cuando apenas era un bebe.
Quizás aun es un niño, que solo se cayó de la cama,
y despertó de aquel sueño, que lo predijo todo.


Y todos sus libros ya fueron coloreados,
y ahora descansan en la basura.
Todos esos juguetes murieron de pena,
en el triste abandono de aquel rincón.



Y el niño… también murió de pena
oculto muy profundo, dentro de otro niño,
que ahora finge ser mayor,
y que todavía le teme al coco…



Lemos Maximiliano Daniel.
Todos los derechos reservados 


Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Me gustó la lectura de tu bello poema amigo Lemos Maximiliano
    Saludos de tu amigo Críspulo

  • Nuria Madrigal

    El cuerpo crece, los sueños cambian de piel, pero el niño que guarda en silencio, siempre espera y no fennece...Hermosa introspección.

    Saluditos 🙂



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.