lemos maximiliano

Crónica de un suicidio

 

 

Tic… Se disuelve el atardecer
entre nubes de papel.

 


El café, ya frio, queda al descarte existencial,
y yo, me siento café.

 


Frio y descarte, amargo, olvidado en mi penumbra.
 

 

Tac… se apaga el fuego,
y es hora de dormir.


 

Triste invierno que mato calandrias,
triste espanto, dulce remedio.


 

Tic… me preparo cerrando fuertes los ojos,
última luz, destello del recuerdo.


 

Y todo se apaga, todo de nuevo,
y vuelvo a vivir, en mi ciudad, en otro tiempo.

 

 

Tac… adiós.

 

...

 

 

 

Lemos Maximiliano Daniel.
Todos los derechos reservados 

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Fascinante la bella lectura de tu poema amigo Lemos Maximiliano
    Saludos desde Torrelavega de Críspulo

  • bambam

    Ánimo amigo Lemus, estás muy joven para tanta tristeza.
    a vivir la vida se ha dicho.
    bambam

    • lemos maximiliano

      amigo bambam, usted sabe bien que escribimos historias, y muchas veces muy alejadas de nuestra realidad :)

      • bambam

        El poeta jamás puede ser un mentiroso, solo que cuando estamos jóvenes escribimos pensando en nosotros, después podemos escribir verdades o falsedades, nadie nos puede comprobar nada.
        saludos amigo lemos
        fuerte abrazo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.