Aarón Araiza

TRISTE REALIDAD

Entiende los tormentos del ganapan

encierra bajo mil llaves la discordia del pecador

quema a fuego lento el susurro de aquel patán

que no cumplió con palabra, ni valor.



Cientos de oraciones al desperdicio de palabras

ruegos y consuelos, que van en aire del olvido

veneno hostil, ataque de las cobras

huerta de la discordia, se asemeja a un amigo



Que mas dio si nunca llego aquel recado

que mas pides en un cuarto despojado



se llena de miseria aquel viejo puerto

se pudre entre las envidias, corajes y maldades

deja de nacer, yace nada, simplemente muerto

se fue con victoria, siempre con mentira, nunca las verdades



se acabo la felicidad de la familia

cuerdas que se atan al edén

vanidades, poder, envidias

muertes, guerras todo por poder.

UN AMICO

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.