Donaciano Bueno

¡Qué bonita es mi pensión

Qué bonita es mi pensión,
tan divertida y coqueta,
siempre escasa, siempre escueta,
pero 'mola un mogollón'.

Siempre puntual a la cita,
te espero a final de mes,
para ponerme a tus piés,
y piropearte: ¡BONITA!.

Tu belleza sin igual,
me provocas emociones
¿Dónde anidan las razones
'pa' llamarte vil metal?.

Será vil porque provocas
envidias del vecindario,
que ven en el calendario
la fecha en que a ellos le toca.

No sé qué sería de mi
sin tu grata compañía,
tu alegría es mi alegría
y yo me muero por tí.

Mi pensión es mi pensión,
y a mi nadie me la quita,
y aunque seas muy chiquita,
te llevo en mi corazón.

¡Eres mi alma, mi pasión
mi novia, mi favorita
de mi vida, la razón
y te digo en conclusión:
¡REBONITA, REBONITA!

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Tus sensibles versos de humor monetario bordan tu poema amigo Donaciano Bueno
    Saludos de amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.