silencio_vacio

LIBERTAD SIN SALIDA...



 

 

Cuantas veces te vi, allá, tras la maraña,

más así, sin tocarte, calmaste sueños,

te sentí tan cerca… y en labios ajenos

que hasta usaron de ti por sus engaños.

 

Cuantas veces creí alcanzarte…

más volátil,

casi cerca y luego lejos,

me jugabas a evadirte.

 

Más siempre estuviste en mí,

en mis manos buscando su piel,

en mis ojos buscando sus ojos,

en mis labios que dolidos callaban

lo que decían mis versos, y ahora,

esparcidos quedan ante el muro

que separa la vida de los sueños.

 

Ahora… ¿de qué me sirves libertad?

¡si ya no hay puerta!

donde el destino las pone,

el tiempo borra de vuelta

y de penitencia impone…

el contar las horas muertas.

 

Juan Pedro Peña Rodríguez

 

 

Comentarios5

  • winda

    Hermoso, cautivaste a mi alma con tus letras


    Saludos y bienvenido

    • silencio_vacio

      Gracias por tan bellas y estimulantes palabras Winda.
      Mi atento saludo para ti.

    • Felix Olivares

      Muy buen poema!
      Muchas veces le hacemos esa pregunta a la libertad



      Bienvenodo a este espacio

      • silencio_vacio

        Cierto Félix, incluso nos preguntamos en que medida, el destino y la libertad, están a merced del implacable tiempo...
        Gracias por tu bienvenida y por tu amable comentario.
        Un saludo.

      • mariarl

        una buena pregunta niño
        ya tienes la respuesta...
        un beso

        • silencio_vacio

          Bueno, digamos que la respuesta navega entre la hipótesis de un destino y la incerteza de ese tiempo que acostumbra a ser rápido en los momentos felices y demasiado lento para olvidar los tristes...
          Gracias por tu simpático comentario.
          Un beso para ti también mariarl.

          • mariarl

            pues es cierto pero difícil la respuesta

          • andres fernandez ruiz

            El final es excelente.
            Saludos

            • silencio_vacio

              Saludos Andrés, muchas gracias por tu comentario.

            • borealara

              No siempre hay un porque? quizás tus pasos te lleven a nuevas tierras : saludos

              • silencio_vacio

                Siempre hay una causa-efecto o lo que es lo mismo "un porqué".
                No me cabe duda de que mis pasos me llevan a nuevas tierras cada día "porque" mis ojos persiguen un horizonte y mi alma un sueño...
                El día que deje de soñar, posiblemente mis ojos ya no alcancen ese horizonte y mis pasos no hagan más camino en nuevas tierras. Entonces, solo entonces... ya no habrá más "un porqué"

                Gracias por tu comentario borealara.
                Te saludo.



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.