Sergio quevedo

lineas sueltas

Rezando a la inclemencia en cursiva,
todo es una sustancia corrosiva,
un corra y siga,
sin mi,sin ti,sin nos..
sin ganas de insistir,gastando saliva en alternativas,
corra y escriba,
y si en busca de tu princesa,
tu sprint cesa,
mantén la llama viva,
cual llama llamativa destinada una causa digna,
pues no hay mayor creencia que la de uno mismo.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Me encantó la lectura de tu genial poema amigo Mark
    Saludos de afecto y de amistad
    Críspulo el de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.