EDUARDO FAUCHEUX

TODAS LAS LÁGRIMAS SE VAN AL CIELO



TODAS LAS LÁGRIMAS SE VAN AL CIELO

 

Voy a llorar... se dice en las bienvenidas,

porque el regalo que traen sus presencias,

quienes fueron presentes en sus ausencias,

son presentes que nos regala la vida.

 ***

Voy a llorar... Si se sienten alegrías,

de esas, las que nos vienen del interior,

al ser felices, en presencia de amor,

no por un rato, sino en todos los días.

 ***

Las lágrimas, con sus sabores salados...

cada uno de ellos viene saborizado

según las emociones que hemos pasado,

según las energías que han entregado.

 ***

Voy a llorar... Se dice en la despedida.

Pues la despedida es como una visita:

llega y nos alegra cuando se la invita,

y apena en el vacío de su partida.

***

En el derroche de líquida emoción,

cuando elevamos al cielo nuestra vista,

le pedimos una bendición que asista

a lágrimas que ascienden, como oración.

***

 

Eduardo Faucheux

13-09-2013

 

Comentarios5

  • romulo730

    Eduardo: Cuanta veracidad en tu poema. Seguramente los momentos más reflexivos de nuestra vida, están regados por las lágrimas, de felicidad o sufrimiento.
    Un abrazo y gracias

    • EDUARDO FAUCHEUX

      Exacto, Rómulo!
      Ellas son testigos de momentos claves, de grandes cambios energéticos.
      Gracias por tu comentario. Abrazo argentino para tí.

    • Diluz

      Pero mira que gran Poeta eres, y que amorosamente redimes en tu poesía esas lágrimas, que son agüitas del alma derramadas por los ojos. Pues…llorar, ¿Quién no ha llorado a lo largo de su vida? cuantas razones, ¿cuantas razones cupieron en tantas motivaciones?
      Y esas que se van al cielo que Dios nos las guarde.
      Muy bello Poema.
      Cariños y siempre lo mejor para ti.
      Diluz
      PD: Un bello video, música y letra que seguramente a muchos también les robará una lagrimita.

      • EDUARDO FAUCHEUX

        Uhhh, Diluuuuzzz!!! Me has condecorado con 2 Pes mayúsculas!!! Me siento como esos generales yanquis que ostentan sus uniformes coloreados de cucardas, medallas y honores! Viniendo de tí, ahora me pavoneo como un premio Nobel por toda la ciudad!!! Jajaja!

        Bueno, mira... hablando en serio... el agua se evapora y literalmente, va al cielo, pero, dejando a un lado la simbología y conociéndote acerca de nuestras frecuencias, te explico mi idea: toda energía que hallamos generado o captado se elevará con nuestros "espíritus" o "almas" o como se quieran llamar.
        Es como el amor que se siente... NO PUEDE PERDERSE!, aunque él se haya desvanecido por esas cosas de la rutina, la convivencia, el desamor... En el momento que uno lloró por amor, esa energía generó cierta, digamos, "inquietud espacial", que algo transformó en el resto del Universo. Lo mismo por una alegría o por una pena o por un dolor... Todos esos hechos han transformado el entorno que nos rodea -nuestros "cielos"- afectándolos de alguna manera. Si hemos llegado al extremo de las lágrimas, es porque algo nos ha "pegado" fuerte... el amor, la alegría, la pena, el desapego, el sufrimiento, el arrepentimiento... todas energías que afectaron nuestros universos personales... Y eso NO PUEDE PERDERSE!!! Es una cuestión de lógica!
        Así que no queda otra salida que todas esas energías nos rodearán como mantos de luz, halos espirituales, o cualquier otra fantasía que se nos ocurra para simbolizarlas. Y si continuamos con la fantasía del "cielo", las lágrimas, húmedos testigos de nuestros éxitos o fracasos, que son las representaciones simbólicas de esas energías que nos hemos apropiado, se van al cielo con nosotros, porque, al fin y al cabo, son partes de nuestros organismos materiales.
        Como diría Nimo... por lo menos, así lo veo yo!

        Como siempre, agradezco tu presencia por aquí.

      • El Hombre de la Rosa

        Tus estrofas poeticas ornan tu bello poema amigo Eduardo
        Saludos de amistad y afecto
        Críspulo

        • EDUARDO FAUCHEUX

          Gracias mi amigazo de las españas!
          Descarto que usted también a derramado unos cuantos lagrimones por esas tierras... Sus lágrimas también ya tienen su estacionamiento reservado en los altos cosmos...
          Saludos argentinos de afecto y amistad para usted también.

        • Coty

          Y el llanto encuentra consuelo en la presencia del amor.

          • EDUARDO FAUCHEUX

            Hola Cotita, un orgullo que ande rondando por mi espacio!

            Yo supongo que el amor debe ser uno de los motivos por los que la gente derrama más lágrimas. Mucho no puedo hablar de eso porque yo soy más bruto que el arado en cuestiones amorosas, pero reconozco que es un buen motivo para sentirse sensible más que de costumbre.
            Seguramente usted también ha transitado ese camino. Creo que casi todo el mundo lo debe haber experimentado.

            Gracias por su comentario.

          • ALICIA SANTI

            Cálido, sensible, y profundamente humano,
            con la simpleza de lo espontáneo....
            hace aflorar lagrimitas de emoción leerlo.
            Muy bueno Edu, y la música...espectacular, perfecta.
            Abrazos y como decía Soldán:
            ¡Feliz Domingo!

            • EDUARDO FAUCHEUX

              Gracias, Alicia, tus elogios me harán sonrojar.
              Feliz domingo para tí también!



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.