DILMusician

El que no arriesga

Lo de atrás, ya pasó.

¿Para qué remedas,

si la tinta ya se usó?

Entre tanto, ella sigue.

Tu enredado ¿Para qué?

Vago recuerdo en el camino.

El que no arriesga no gana.

Pero ganadores hay pocos

y donde deciden dos,

de poco vale el coraje

si a un muro de concreto

con una pluma altanera

pretendemos derribar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.