ceramic

No hagas caso a los murmullos…

 

   Si dicen que voy detrás de ti, para no perder el aroma de tu pelo…

 

   No es verdad que cada vez que me rozas,  hinchas los vientos de mi pasión, de una manera casi prohibida…

 

   Ni por un segundo es cierto que no me hago la idea de no despertar

 a tu lado el resto de mis días… 

 ¡Que disparate!

 

    Si dicen, que cuando miro absorto el horizonte, ven tu figura entre la bruma marinera… 

¡Que va!…

 

   De ninguna manera cuando arranco una sonrisa de tu rostro,

 mi alma se abre de par en par como un gran ventanal al océano…

 

   Ni por un segundo, pienso en tirar mi ancla en la ensenada que forman tus brazos y tus besos…

 

   Ni por asomo vuelvo a la adolescencia entre los bucles de tu amor,

 ni pienso en amarte cada segundo, que estoy a tu lado…

 

   Y por supuesto no es cierto, que me despierto cada noche buscándote, 

para mirarte unos segundos, temiendo  que lo nuestro solo sea un sueño… Ni hablar…

 

Solo son murmullos, murmullos de viento que dejan  las  caracolas en el  mar…

 

 

16 de Julio de 2.009

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Hermosa la lectura de tu bella prosa amigo
    Saludos de afecto y amistad
    Críspulo tu amigo

    • ceramic

      Gracias Críspulo, eres muy amable...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.