marco augusto

Hermosos ángeles del cielo, venid en mi ayuda

Hermosos ángeles del cielo, venid en mi ayuda

 

Hermosos ángeles del cielo,

que viven entre purezas,

y alejados,

de las vilezas de los mortales..

 

Porque no descienden a mi suelo,

y protegen a mi alma descalza,

que sufre la cruel tortura,

 que me impone la prudencia.

 

Oh! Elevados querubines,

desplieguen sus blancas alas

y venid urgente a mi encuentro,

porque ya no me queda voz,

de tanto gritar en silencio.

 

Venid con premura,

a sacarme

de este laberinto de cautelas,

porque el enemigo acecha,

 los amigos desertan.

para irse tras las sombras

y me voy quedando solo,

mientras el vil fuego del infierno,

lo devora todo.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Pide ayuda a Dios que es el jefe del Cielo amigo
    Bello poema
    Saludos de afecto y amistad

  • esthelarez

    ay!!! amigo
    y nosotros qué,
    ¿acaso tus amigos no somos?
    que contigo estamos y estaremos...
    .
    la prudencia
    la paciencia
    la alegría
    y la paz
    .
    deben causar bienestar...
    .
    Saludos fraternos desde mi corazón que está alegre



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.