lilith blad dracul

poema IV

Yo soy tu mounstro, el que se esconde  bajo tu temple de porcelana y la sonrisa amigable.

La náusea que yace  entretejida en  tu mente, la vileza que desprecias con todas tus fuerzas, eso soy.

Emerjo cuando todas las preguntas han sido agotadas y las respuestas no llevan a nada, soy  la persona tras el espectáculo.

¿Eres el recipiente donde yace mi esencia? ¿O somos la esencia en un recipiente compartido?

Mi rostro es exactamente  la mitad del tuyo, carezco de sentimientos puesto que solo soy  el reflejo de tu propio vacío.

Observa bien lo que soy, porque eso eres tú.

Comentarios1

  • Raúl Daniel

    ¿Ninguno de los 30 te entendieron?.. tal vez en sus casas no tengan espejo..
    Yo miro en tu ojo (el único que muestras).. y me veo..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.