jfeverlasting

MUERTE

Esta tarde...

¡Esta tarde!

Mi vida, pasó ante mis ojos.

 

Mejor dicho;

La muerte,

¡La longeva muerte!,

Me rozó el pecho.

 

¡Y si ha de rozármelo una vez más!,

Si ha de tocarme con sus retintas manos,

Si ha de acariciarme sórdidamente,

Sin condolencias,

Moriré temprano.

 

Repito.

 

Esta tarde...

¡Esta aciaga tarde!

Mi vida pasó ante mis ojos.

 

Mejor dicho;

La muerte,

¡El funesto óbito!,

¡La longeva muerte!,

-Como el trasto lo quiera llamar-

Me rozó el pecho.

 

Y si ha de rozármelo una vez más...,

¡Yo os rozaré primero con el pecho enpoemado!

Y con pundonor,

Moriré temprano.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.