Elida Isabel Gimenez Toscanini

FASCINACIÓN



En cada abrazo que me das

imperiosas geografías

van naciendo de nuestros viajes

en un lecho donde vivimos

las interminables rutas

de un perdurable encuentro

que nos vuelve ovillo

blanco y negro*

Rendida,  tímidamente

por ti  me dejo llevar

Atravesamos territorios

sin fronteras,

ni quimeras

No hay tiempo

que transcurra,

dolor,  ni silencio

que sacuda

la existencia

Con ternura  acaricia

tu mirada

Tan despacio, tan de prisa

Nos sopla la brisa

en las  mejillas

En cada beso que me das

tú me enciendes la vida

que ilumina mis días

Como estrellas que titilan

todo alrededor es candor,

fascinación,

un sol que nos abriga

Con tus manos

envueltas en las mías

pintamos  colores

en las nieblas de la vida

Subimos las montañas,

librando infinitas batallas

entre abrazos y palabras

La luna nos hospeda,

Nos esconde

En su mitad

oscura,

hasta volvernos

invisibles sin premura

Tú y yo

estamos juntos

amor mío,

compartiendo 

el sueño ardiente.

La aventura de amar

nos late  fuerte

El coraje de remar

en mares revoltosos

más allá de todo pesar

nos fortalece y anima

El amor  redime, nos eleva

como el viento,

en un vuelo sin tiempo

Se hace plena

la alegría de amar

En cada abrazo que me das

todo se hace verdad,

tu cobijo es para mí

la eternidad

                            

    *Julio Cortázar: Rayuela-Tu más profunda piel- 

 

Elida I. Gimenez Toscanini

                 

         A Luis Eduardo Trebolle, mi esposo, el amor de mi vida.

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • esthelarez

    exactamente...
    fascinación
    magia
    delicia
    embeleso
    todo eso y mucho más
    lleva encerrado el amor.

    Gracias por compartir.
    Abrazo desde mi corazón.

  • Hugo Penelas

    Muy bonito tu poema ...En el , los sentimientos quedan al descubierto y se arropan con el deseo aureo de tu condicion de mujer ...Hugo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.