ROYH

MUNDOS DISTINTOS

En la otra orilla te susurran los gritos de mi alma,

te acarician los golpes de mi fe,

de mutilan mis besos

abstractos,

En la otra orilla, te caminan mis pasos cansados

te cantan mis desafinos, en coro,

te abrazan mis huesos,

enteros,

En la otra orilla mi voz te despierta en la mañana

y el canto de las aves no existe

la lluvia no cae,

amarga,

En la otra orilla el antónimo de mi nombre se alarga,

y los tacitos sujetos se te acercan

y tal vez no existo

misterioso.

En la otra orilla, tu lengua distinta no distingue,

los susurros de mi conciencia,

los textos de mi letra, 

¡y quiza mi verso aún  no te ha nacido!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.