José Jacinto Corredor Cifuentes

TU CUMPLEAÑOS (A mi madre)

 

Un día más y es tu cumpleaños,

una hoja más que se desprende dolorida,

aunque con  regocijo te lo celebren

aquellos ingratos que dicen que te quieren,

que tus males han causado, insensatos

y que brinden con amor, con alegría,

en tu honor ¡oh madre mía!

 

No importa que te hagas vieja,

no importa, si cada día tu estampa

con una arruga más, con una cana

que te adorne el rostro, la cabellera,

en el fondo de sus almas quedas

cual vívido retrato que les habla

de tu amor, de los desvelos

que por ellos tus días se poblaran.

 

Es justo que te canten y te arrullen

y en algo paguen tu cariño,

si con amor te brindan sus corazones,

cual copones llenos de hostias de alegría

o cálices rebosantes del vino del cariño.

 

Aparta tus sueños y el calor del lecho

y apréstate a recibirlos como antaño,

cuando con dolor los alumbraste

sin importarte la salud, la vida,

que en tus horas de agonía interminable

les impregnaste tu bondad, tus rasgos.

 

Y si ellos a tu regazo vuelven,

es porque los caminos de la vida

les enseñaron que una madre

no se encuentra en cualquier recodo

y que cada vez que te canten,

están gritando al son de una guitarra,

que tu vida se les esfuma apacible

como se nos va el agua entre las manos.

 

Recibe madre sus cantares

como himno a tu inmortalidad perenne,

que seguirá, como el viento entre las flores,

esparciendo los pródigos perfumes

por los áridos senderos de la vida.

Bogotá, Octubre 2 de 1976

Comentarios1

  • José Jacinto Corredor Cifuentes

    Este poema, se me había quedado en el tintero, pero hoy, al cumplirse 8 días de su partida, es un homenaje muy sentido, que rindo con amor a la autora de mis días. Dios la tiene en su gloria. Bendita sea.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.