Héctor(micorazón)

En tu presencia

Señor:
Cuando todo en derredor se oscurezca,
cuando salga de su órbita mi mundo,
no te alejes de mi nï un segundo,
has que siempre a tu lado permanezca.

Has que en mi corazón fe por ti crezca,
has que tenga mi ser cambio rotundo,
no dejes que caiga en pozo profundo,
ni que en mi caminar yo desfallezca.

Cuando dudas y temores me rodeen,
cuando ya todas mis fuerzas flaqueen,
cuando no se halle reposo en mï alma:

Déjame sentir que estás a mi lado, 
que con amor eterno me has amado:
Pues; solo tu presencia me da calma.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.