RICARDO ALVAREZ

1 - ENTRE TU Y YO - 2 - AÚN VESTIDO

1-ENTRE TÚ Y YO

 


 

Entre tú, yo, y la tierra amor, hubo sombras 
cuando el sol iluminaba los verdes. 
Entre tú y yo, el suelo también prendió luces 
mientras el astro en su naranja siesta menguaba. 
Entre nosotros rondaba la óptima naturaleza. 

La iridiscencia del nácar 
penetraba los costales de la uva y 
la vid en nuestras pieles se embebía. 
Entre nuestros pechos dos casales pumas 
de pupilas amantes se embravecían y 
nuestros brazos de tentáculos acunaban su riña. 

Entre tú y yo! Amor! 
La greba se anegaba repleta de respuestas 
al significado del fonema amor sin ataduras. 
Cobraban celeste vuelos los pájaros del aire 
y todos los besos rojos se corrompían. 
El aire traía labios que del alma se rozaban 
y el presente veía comisuras entretejidas. 
La noche y la mañana eran ecléctica violácea testigo 
de una sápida guerra amante que nunca atardecía. 


Todos los derechos reservados en Safe Creative & Word Press
_________________

2- AÚN VESTIDO

 

 

 

Recuerdo acariciar tu silencio mientras dormías,

susurrarle a tu oído calmo cuanto te amaba,

mirar con perspectiva de horizonte tu negra cabellera

oteando tu reposo en la almohada dibujabas estrías.

Verte integra de cuerpo y hombros desnudos

como la carnal manzana mordida a dentelladas.

Forma sinuosa, perfectas curvas bellas

de pera preñada estirando su vientre de cornisa.

Oler tu piel aromosa

con la hidalguía del pino y su llameante trementina

y por tus cejas caminar el topacio de rosa púrpura

vestido en los largos brazos de la foresta

con lentejuelas de aire y agua, de lluvia repentina.

 

Pero desde que tus pies partieron en arribo

de mi puerta como ola bravía

me he quedado sin tu destino.

El espejo de tu rostro se ha crispado en

botella rota en mi memoria

legándome un insomnio de melancolía.

Hoy mi tinta de arteria se diluye bajo

el agua de la gotera gris del techo,

como hueco irreparable de colosal cráter.

Opto por el día y no la noche,

para que la cama me halle alerta

y aun vestido…

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.