primitivo

A.D.N.

¡Oh Dios! si tu existes mantengamos el secreto

escondamos en el cielo aquellos sublimes besos

criados a la sombra del placentero sexo

que han cosechado a un niño algo incierto.

 

Que las flores no lo cuenten en nuestras casas

y que mañana espero que sano nazsca

porque  todo es reflejo de nuestras parecidas almas

¡Callate! Dejemos que el agua siga su camino ¡Ten calma!.


Serán las manos ajenas las benditas

me usurparán el milagro de la vida

por conservadores y tal vez poca osadia

sera su padre el que no supo lo que haciamos.


¿A  quien se parecera? a su papá ¿a mí?

a.d.n. todo lo podria concluir

como se puede con esto vivir

me siento discapacitado para volver a ser feliz.

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Sensacional poema amigo Primitivo
    Saludos de amistad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.