FIDEL HERNANDEZ

A Marga (Q.E.P.D.)

"Un manotazo duro, un golpe helado,

un hachazo invisible y homicida,

un empujón brutal te ha derribado"

(Miguel Hernández)


Por la noche soltó tu alma

las amarras de tu barca.

Cruzaste el firmamento

rauda como una Perseida

cuando se agostan los campos,

cuando la luna busca una acequia.

Marea verde. Marea negra…

 

¿Por qué tuviste tanta prisa

en dejarnos huérfanos

de tu hermosa presencia?

¿Por qué no deseaste

continuar en tu escuela

depositando semillas,

y en mi corazón, tus sonrisas?

¡Marea verde! ¡Marea negra!

 

¿Por qué vestiste de luto

toda la serranía,

ahora que las riberas

pretendían vestirse de otoño

para que tú las vieras

con tus enamorados ojos

de mujer manchega?

Marea blanca. Marea negra.

 

¡Ay, Marea blanca!

       ¡Ay, Marea verde!

Mi amada colega.

Mi  compañera alegre.

Mi amiga de letras.

Faro encendido

en medio de las estrellas…




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.