Leonardo Eliecer Rodriguez Chacin

Madre, Madre no estas


Camino por los pasillos

en silencio y descalzo

para seguir tus pasos

las huellas no veo

se han ido al otro plano

 

Las cortinas se mueven

dibujando tristes siluetas

evoco tu presencia

Y el rumor del viento me habla

suenan las cristales de cuarzo

 

El sonido  es relajante

me detengo en el umbral de la puerta

miro tu cama vacía

nada queda  de ti

nada queda de ti

 

Ni el olor de tu fragancias

ni el rumor de tus lamentos

me quedo absorto y te veo

como se iluminaban tus ojos

esperabas que trajera tu alimento

 

Que te diera el reporte del día

que te hablara de tus nietos

o de mis problemas

bendición te pedía

Las puertas están cerradas

 

Los animales ya están alimentados

Me voy a la cama

Tu cancerbero va a descansar

 

Dios te bendiga me decías

me marcho del umbral

cierro  suavemente la puerta

Como si estuvieras te veo

Pero no estas…….

 

El silencio me carcome las entrañas

Madre , Madre, no estas

Aún recuerdo tu último beso

Tu mano en mi frente

Prodigándome tu amor.

Madre , Madre, no estas

 

León Roch

A Maria Chacin  luchadora ante la adversidad

31/08/2013

Comentarios4

  • El Hombre de la Rosa

    Maravillosas son los versos de amor desde la genial pluma de mi compañero poeta y amigo León Roch.
    Saludos de amistad
    Críspulo

  • Leonardo Eliecer Rodriguez Chacin

    Gracias Maestro , caro amigo, mas por lo que escribo , es por tu gran amistad y comprensión justa de las cosas, siempre de mi mis respetos sinceros, y le doy gracias a Dios por contarme entre tus amigos, un abrazo de amistad y hermandad.

    Leonardo Rodriguez ( leon Roch)

  • Hugo Emilio Ocanto

    Justamente ayer un mes de la ausencia terrenal de tu madre, mi recordado, querido y amado amigo del alma.En su ausencia física, vives tus días como si ella presente estuviese. Con penas, con recuerdos, con añoranzas y agrego que debes tener la satisfacción de haberla acompañado y cuidado como lo hiciste. Ella siempre te lo ha agradecido en vida, y también ahora, que ha partido hacia la Eternidad. Sabes que mucho he lamento y lamento su desaparición, no la conocí, algo sabía de ella por ti, amigo.Eras y sigues siendo un buen hijo. La vida debe continuar. Cuando nuestras madres se ausentan, quedamos para recordarlas hasta el final de nuestras vidas. Ellas, nos han dado nuestra existencia...
    Mi saludo, amigo del alma.
    Hugo Emilio.

  • Leonardo Eliecer Rodriguez Chacin

    Gracias mi hermano y amigo poeta de las causas nobles, por tus sinceras palabras, te aseguro que de haberla conocido estarías haciendo poemas, sin embargo la cosa esta dura toca a mi superar los escollos que se han presentado, ya te contare por correo privado , un abrazo cuídate mucho.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.