ALVARO J. MARQUEZ

NO TE CULPO... NO ME CULPES...

No voy a decir que es tu culpa o mía,
que caiga en eso ahora es una tontería
y ya de tonterías hemos tenido bastante.
Tampoco me parece aceptable que huya
al hecho de que alguien hoy me sustituya
y otra mujer en mis brazos te suplante.

Alguna vez nos creímos imprescindibles,
cosas serias las convertimos en risibles
y el mapa de nuestro amor fue cambiando.
Los caminos que a amarnos nos conducían,
vientos soplando que de guías nos servían,
cosas que estaban y ya no seguían estando.

Un mapa dibujado empezó a desdibujarse,
amores que se topaban dejaron de toparse
y sueños unidos no volvieron a estar juntos.
Hacer el amor dejó de parecernos la gloria
y nos preguntábamos al leer nuestra historia
si acaso sería el final alguno de sus puntos.

Nos fuimos acostumbrando a las ausencias,
ya no se mezclaban como antes las esencias
ni siquiera para ver ambos cómo anochecía,
en medio de nuestros apuros, nuestras prisas,
al alejarnos supimos que en nuestras sonrisas
alguna lágrima en nuestras almas se escondía.

El tiempo fue pasando, el cielo azul ya era gris,
el panorama celeste cambió rápido, en un “tris”
lo que para hacerlo azul tanto amor nos costó.
El amor era el plato principal de nuestro menú,
pero ya de ese mismo amor no me hablabas tú
y entre mis conversaciones nunca lo incluía yo.

Simplemente dejó de ser lo que parecía que era,
se acabó para nosotros de pronto la primavera
y nos llegó de la nada el más frío invierno...
Dejó de ser el sueño, la esperanza, el anhelo
y los que tan abrazados se fabricaron su cielo,
ahora están viviendo su soledad en el infierno.

No te culpo, no me culpes, cosas que pasan,
situaciones que se nos dan y que nos arrasan
y cuando nos damos cuenta ya sucedieron...
Hubo sentimientos que entre nosotros cabían,
que nos dimos cuenta ambos de que nacían...
pero no supimos ver cuándo murieron.

Poema original de Álvaro Márquez
Venezuela
Todos los derechos reservados
2/9/2013

Comentarios4

  • Crazyxaman

    Muy cierto, a veces el amor desaparece convirtiéndose en monotonia.
    Bonito poema amigo
    Un saludo

  • El Hombre de la Rosa

    La rima de tus geniales versos de amor deleitan tu poesía señor Eros
    Saludos Críspulo

  • Juan Manuel G

    Bella descripción de una triste realidad, cuando lo que se piensa eterno resulta ser fugaz.

  • Hija del Sol

    Verdaderamente, un poema con una realidad que a diario se vive en el mundo de dos, que sin darse cuenta se abren camino hacia puntos distintos, su horizonte cambia, lamentablemente eso pasa y, cuando eso pasa, llega el más frío invierno en donde antes ellos en las llamas de fuego se consentían y es más triste aún, vivir en una aparente felicidad de dos.

    Ciertamente el amor es fuerte, resistente, pero si no se alimenta éste se desvaneces, se pierde en su esencia, indudablemente es así.

    Me encanta el tema y la estructura de tu poema, como siempre poeta y maestro mío, un abrazo inmenso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.