Ricardo Meneses

La Maligna

Espesa bruma en el caminar de un aventurero
desértica pupila en ojos desilusionados
expectante en pasillos angostos y sombríos
amarga en el vientre con hostil sonrisa
tentadora en senderos penumbrosos
hincapié en delirios nocturnos
susurrante entre líneas suicidas
sombra de flores naufragas espirituales
pila de carbón con valor memorial
marca negra indeleble en el aliento.
 
Errante entre conciencias casi vírgenes
peso de valor cuando se corona poderosa
acento tembloroso en culpables pasajeros
mirada esquiva de gente desapercibida
anclada en un espíritu arrogante
atractiva, de dulce sabor y áspera en la esencia
imponente monumento vivo del engaño.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    La belleza de tus versos en tu sensacinal poema amigo Ricardo Meneses
    Saludos de afecto y amistad
    Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.