Manuel valero

Un sueño

Gloria que fue arrebatada
de la luz a la sombra
en la alegría al llanto
triste soledad inoportuna que persigue las lagrimas
corazones solitarios
peregrina de sueños.

O sueños de primavera
que se fueron con  las últimas escarchas
como gaviota abandonada
y viento solitario.

Tristes lloraron las amapolas
y los jilgueros  en los almendros no cantaron
corazón sin gloria se seco el manantial
y se lleno de lagrimas
allá en los cielos azules 
yo te amare mi amada.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Tus estrofas son la fiel escuela de los grandes poeta amigo Manuel Valero
    Saludos de afecto y de amistad
    Críspulo tu amigo

    • Manuel valero

      Un abrazo, gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.