Andrés

EN TIERRA

 

En tu cielo negro,

con recónditas estrellas por la noche

que parecen danzar en un tiritante reproche

se van los suspiros hacia arriba, hacia el sur y oeste;

con tus más de trecientas lunas

que en ocasiones me alegran o abruman,

pues aleatorias son sus desapariciones,

que en cantares de lechuzas

le dicen a tus estrellas

que parecen pedazos de mosaico

abandonados en tu cielo

ese único que recubre a esta tierra como si fuese un velo;

en el agua cristalina del rio casi seco

Se dibuja como si fuese una ligera sonrisa

el destello de las estrellas que mueren y caen de tu cielo,

o son las locuras de este tu observador sin prisa

que simplemente desea con anhelo

el ver de verdad tu exterior,

ese que recubres con nubes, con celo.

 

ANDRÉS SARELLANO MTZ

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Hermoso y bello tu sensacional poema fantastico amigo Andres Sarellano
    Saludos de amistad y de afecto.
    Críspulo tu amigo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.