yoel alejandro

Primer paso hacia la inexistencia...

Cada día un nacimiento y una muerte cada día.

Felipe Gaspar Calafell

Noche de desvelo,

cama solitaria,

deseos devorándose unos a otros,

hierve la sangre,

fuiste carne de mi carne

ahora todo es mortaja.

Soy una madeja de músculos

y costumbres,

me ataca la cronicidad

de estos labios oxidados

que te buscan,

estrellándose en la frialdad de tú espacio vacío.

La distancia es corta

y la noche larga,

tú viajas con ella

hacia otra mañana espantosa

donde los estigmas vuelven a marcarse en mi cuerpo.

Noche de desvelo,

insomnio patológico,

finjo que te tengo

y le abro la piernas a mi locura...

Comentarios3

  • Paco Jose Gonzalez

    Ecxelente poema Yoel, me ha gustado mucho.

  • El Hombre de la Rosa

    Una preciada y bella genialidad tu hermoso poema amigo Yoel Alejandro
    Saludos de amistad y de afecto.
    Críspulo tu amigo

  • la flaca

    ;-)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.