ivan rueda

ME MORIRÉ UNA TARDE DE OTOÑO

 

Me moriré una tarde de otoño

 en un páramo de un pueblo perdido,

 soplará el viento en mi rostro

 y se posarán en mi pecho los mirlos.

 A mi lado los impávidos olmos

 velarán mi postrero latido,

 la hojarasca caerá en mis poros

 como un sudario de aire herido.

 Me moriré una tarde de otoño

 a la hora que mueren los lirios,

 helará mi piel el calostro

 de una escarcha de gélido vidrio.

 Graznarán los cuervos en coro,

 trazando en el cielo su círculos,

 cárdenos centinelas de mis despojos,

 armados con garras y torvos picos.

 Vendrá la sombra con brumas al hombro,

 vendrá la niebla con dedos albinos

 a palpar mi cuerpo en estricto abandono

 sobre un árido lecho de pedrusco y rocío.

 Serán mis labios de tus besos, abrojos,

 será mi aliento un suspiro sin brío,

 será mi voz un lenguaje en escombros,

 será mi boca un extremado vacío.

 Vibrarán los campos con sus ceras de oro,

 con sus espigas en llama, vellocinos de trigo,

 seguirá en el álamo con sus trinos el tordo

 y las párvulas ocas adornando los ríos.

 Brillarán las estrellas con sus cuernos de toro

 embistiendo a la noche aromada de mirto,

 danzará el amor con desvelos e insomnios

 como eje de un mundo que da vueltas y giros.

 Treparán los rosales por el vientre del orto,

 besarán los crepúsculos horizontes corintos,

 y mi pobre cadáver en un vil territorio,

 lejos, muy lejos de ti, de mi ámbito antiguo.

 Me moriré una tarde de otoño

 bajo un cielo de plomo, un octubre cobrizo,

 en un calvero desnudo, a la vera del polvo,

 donde triunfa la Muerte con su naipe legítimo.

 Partiré sin aplausos, sin el duelo o el lloro,

 se hundirán  mis poemas en el mar del olvido,

 montaré sobre Bóreas en mi último soplo

 y al llegar al Leteo me dará su bautismo;

 pero desprenderme de ti es tarea de un loco

 pues, a pesar de la Muerte, te amaré, amor mío.

 Me moriré una tarde de otoño,

 mi pupila se clavará en el infinito,

 me temblará una lágrima en el borde del ojo

 y será el último verso que se escriba en mi libro.

Comentarios8

  • El Hombre de la Rosa

    Cuando se escribe con tanto amor una poesía las letras que lo forman bordan las caricias de felicidad... amigo Francisco de Nerval
    Un saludo de afecto y amistad desde Torrelavega
    Críspulo

  • Genevieve_Moon

    Preciosidad de poema...Un abrazo...

  • SASI12

    Es tan raro lo que senti al leer este poema... nostalgia, tristeza, pero a la vez paz... no es miedo a la muerte, es miedo a no estar... a no sentir ese amor... no lo sé... solo sé que me dejaste pensando...

    Un abrazo, grande...

  • Poemas de Pepita Fernández

    Un poema donde la despedida lo convierte en triste, tú ya sabes cuánta admiración me despiertas , querido Carlos
    UN BESO , POETA AMIGO DEL ALMA

  • Jesús Moreno

    Menuda grandilocuencia. Melancolía

    ''Brillarán las estrellas con sus cuernos de toro
    embistiendo a la noche aromada de mirto'', memorables estos dos versos.

  • Alejandrina

    Es un poema hermoso, con imágenes deslumbrantes de un lirismo mágico .., me gusta muchísimo, recibe un fuerte abrazo de Alejandrina.

  • LEO HENRY

    QUE TARDE LO LEO, PERO QUE TEMPRANO LO ENTIENDO EN MI VIDA. SUPONGO QUE EN OTRAS VIDAS POR IGUAL. PESAGIOS DEL ALMA CON TINTES DE ENSUEÑOS LEJANOS DE UNA REALIDAD. M A R A V I L L O S O DESDE CUALQUIER ANGULO POETICO.

  • Jennifer Couret

    Considero que este es tu mejor poema.
    Está por encima de lo excelso, como tú.
    Saludos!
    JC



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.