Lissi

MI NOMBRE (Los recuerdos de Luisa)

Luisa, fue el nombre de mi niñez con el que me bautizó mi abuelo y el cual llevé hasta los ocho años, cuando él se marchó al cielo.  Junto a ese nombre se impregnaron los recuerdos como el aroma de azahares que inundaba el patio cuando florecía el naranjo.  Era el nombre de mi yo escondido que hurgaba en los cofres y baúles, deslizándose  silenciosamente para atisbar por las rendijas de la puerta que protegía la obscura gallera que resguardaba al gallo giro, compañero de batallas del abuelo en las ferias patronales.

 

Me sobresaltaba al escuchar mi nombre en labios de los demás moradores de la casona  familiar.  Pensaba en alguna reprimenda o en una conversación seria. Hoy, significa, descubrir una personalidad detrás de la pluma que traza letras para convertirlas en versos o el recuerdo palpable de los años que se han ido.  Mi nombre, Luisa, es el pasado que regresa para abrazar la fantasía que bullía en mi cabeza y unirla a los momentos felices o tristes que se viven con la inocencia de la infancia.

 

Lissi,16-8-2013

Comentarios4

  • fraireinaldo

    Tu abuelo debio ser una persona muy especial en tu vida, tu escrito asi lo demuestra. Muy buenas lineas

    • Lissi

      Gracias, agradable es recibir tu comentario.
      Saludos

    • El Hombre de la Rosa

      Bello y genial escrito poetico amiga Lissi
      Saludos y amistad

    • Pedro Perez Vargas

      Mientras mantengas vivo a tu abuelo en tus recuerdo, El sencillamente, no morira'

      • Lissi

        Gracias por tus gentiles palabras, mis recuerdos viven.
        Saludos

      • jureme

        mi apreciada amiga,algo que siempre me inquieta es la huella que deja la serpiente en la roca, al igual que en el espacio el vuelo del ave, o en la mar la barca. creo que así esta en ti la influencia de la huella de tu abuelo. la cual haces visible en tus escritos.buena forma de mantener viva esa imagen

        • Lissi

          Gracias, tu comentario es encantador. Si hay una huella que el abuelo dejó en mí, me doy cuenta hasta que he madurado y esos recuerdos son mi vía de escape hacia un mundo que me encantaba vivir. Recordando vuelvo a vivirlos.
          Saludos



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.