auzie

Me acostumbré

Me cansé, pero me acostumbré.

A vivir absorto, alejado de todo,

un simple pasajero, un espectador en el 

circo de lo lejano y alienado.

Ahora solo existo, ahora solo floto como gas liviano

en el aire, sin importancia o reconocimiento profano.

Purgatorio infinito de quien se cansa de vivir la vida,

pero aún debe cumplir la condena.

Miro en el espejo el ejemplo vivo de lo que odio, de lo

que me hastía. Miro hacia atrás, nada ni nadie me sigue,

miro adelante y brumoso, en neblinas grises estan mis

ojos rojos, rojos de cansancio avezados a esta soledad

que como el horizonte se extiende através de mi quebrada humanidad.

 

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Genial bello y hermoso tu preciado poema amigo
    Saludos y amistad
    Críspulo

  • ivan rueda

    Reflejas con dureza la soledad más absoluta. Buena reflexión. Un saludo.

  • Liaazhny

    Bien. la costumbre ayuda!!
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.