RODNI58

" EL REY JUSTO "

En un país muy lejano vivía un rey que era conocido en toda la comarca por ser un hombre justo y misericordioso,todo pueblo lo quería mucho por sus cualidades y su calidad humana.

Cada día resolvía los problemas de sus subditos con justicia,misericordía y equidad.

El rey tenía una hija en edad de casarse y muchos eran los que querian a la princesa para esposa,pero el rey era muy celoso con su hija y solo se la daría por esposa a quien se la mereciera y que fuese un verdadero hombre en toda la extensión de la palabra.

En un reino vecino vivía un rey que tenía un hijo que era conocido por todo su pueblo,por ser malvado con todos sus subditos,todo lo que el quería se lo daba su padre aunque eso fuese ajeno,como decía que todo lo de sus subditos le pertenecía a él.

En una aldea de su reino vivía un granjero y su hijo,el chico era conocido por ser un hombre muy bien parecido,trabajador y cariñoso con los animales,a los cuales los trataba como si se tratara de seres humanos.

Este chico tenía por mascota un becerrito que desde que nació y su madre murió al darlo a luz,este lo cuido con cariño y dedicación y dessde entonces eran los inseparables amigos.

Un día el principe visitó la aldea y vi+o al becerrito que jugaba con el hijo del granjero y pensó que sería un bonito presente para el rey y su hija para cuando fuese a pedir la mano de la princesa.

Sin pedir permiso le dijo a sus soldados que amarraran a aquel inocente animalito y que se lo llevaran para su castillo,el hijo del granjero se opuso y el malvado principe mandó a darle de azotes por oponerse a que se llevaran a su fiel amigo,el chico quedó muy lastimado de la golpiza que casi lo matan,quedó muy triste por la perdida de su fiel amigo.

Llegó el día en el que el principe iría a pedir la mano de la princesa y este llevó al rey muchos presentes,entre ellos el pequeño becerro que era muy juguetón,enseguida la princesa se encariñó del gracioso animalito y el becerrito también de ella.

El hijo del granjero se dió cuenta de que el malvado principe había llevado a su becerrito para regalárselo junto con otros presentes al rey.

El joven montó en su caballo y agarró camino rumbo al castillo,cuando llegó el joven pidió ver al rey y este amablemente lo recibió y le preguntó que cuál era la urgencía de presentarse ante él,el rey se encontraba en compañía de su hija y de el malvado principe;el malvado principe al verlo lo reconoció enseguida y le dijo al rey que este hombre era el hijo de un granjero de su reino, que era una mala persona y que no lo recibiera por que,era un peligro para él y su hija.

La princesa vió al joven y le pareció un hombre humilde,de buenos modales y muy guapo para ser hijo de un grangero,el joven vió con timidéz a la pricesa que jugaba con su fiel amigo y le pareció una muchacha muy bella,el becerrito al ver a su amigo corrió hacía él y se le tiró encima para jugar como lo hacian en su aldea,el joven suavemente le dijo que se comportara a lo cual el becerrito obedeció y se hechó cerca de su amigo.

El rey le vuelve a preguntar..._Qué es lo que deseas de mi humilde joven?

El joven responde muy timidamente..._Su majestad perdón por interrumpirlo en este momento,pero este becerrito que usted ve aca es de mi propiedad,el principe me lo ha quitado para traérselo  a regalar a usted y yo le tengo un gran cariño a este tierno animalito.

El malvado principe le dijo al rey..._Este animal y todo lo que hay en mi reino me pertenece y hasta la vida de este granjero me pertenece.

El rey quedó asombrado al oir hablar de esa manera al principe,este no era el tipo de hombre que quería para esposo de su hija.

El justo rey les dijo..._Bueno,haré que maten a este inocente animal y cada uno recibirá la mitad como no sé quien es verdaderamente el dueño.

Al principe le pareció muy buena la idea del rey.

El joven al oir esto le dijo al rey..._Por favor su majestad no mate a este inocente animalito y déselo al principe,yo me iré por donde vine,gracias y perdone por causarle este mal momento.

El joven hiso una reverencia al rey y a su bella hija y se marchó.

El rey por suplica de su hija mandó a detener al joven y lo hizo llegar a su presencia nuevamente.

El rey le dijo..._Toma tú eres el dueño de este animal,al no dejar que lo sacrificara comprendí que para tí era más importante su vida;por este noble gesto que has tenido te premiaré dándote la mano de lo que más amo en la vida,que es mi hija.

El joven no salía de su asombro y aceptó la propuesta de el rey.

La princesa y el joven granjero se casaron y frente a ellos brincaba y jugueteaba el becerrito y vivieron felices por siempre.

MORALEJA: La justicia siempre triunfa ante la injusticia.

Comentarios1

  • Lucia Pastor

    Me encanto y me alegro mucho encontarte por aqui amiga mía ya ves cuanto tiempo, ahora estoy menos, bello y justo escrito amiga ...un abrazo feliz día

    • RODNI58

      Gracias amiga del alma,un placer saludarte y encontrarte en este rinconcito,gracias por pasar por mis letras.
      Recibe mi cariño por siempre
      y un fuerte abrazo!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.