auzie

Vacio Perenne

Con abrumadora prisa, con una atribuladora congoja observo agazaparse el

imponente astro en la infinita línea, firmamento que fracciona mi mundo

del mundo de la verosimilitud. Y me comienza a arrebozar una túnica,

 túnica de desasosiego, inquietante realidad a la que he de enfrentarme

a la próxima luz. En la locura de la oscuridad, de las tinieblas no acierto

abrigo a este perenne deambular.¿Acaso no merece el más cansado

viajero en el oasis reposar? Mientras morosa nace la nueva lumbre 

sigo aquí, azarado, derrotado, por que a otro dia sin tí, me veo obligado a vivir.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.