Wil Rodríguez

Oración, energía y conexión

Om mani padme hum, om mani padme hum

Me gusta la lluvia y su manía agraciada de caer
me gusta el trueno, rugido del cielo, luz dibujada
me gusta el silencio y meditar en la escencia del ser
del loto, el pájaro sediento y un alma concentrada

Junto al volantín de mi niño interior
elevo un mantra: ¡sabiduría!, generosidad, paciencia
meditación, disciplina y total diligencia

Virtud, belleza y pureza en la vida
salud como flor en en la maleza
que enseguida
Pema observa

Teje sobre el alma el universo
hilos de energía y sonrisa bendita
armonía y vida en un verso
donde Dios con la brisa nos visita.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.