Pablo Arturo Millar Figueroa

Baile magico

Hola hermosa mujer,

cuya mirada son perlas

que me cautivan,

cuya sonrrisa, diamantes

que a mi ser enloquecen

y tus labios, dos frutillas

que degustaria...

¿Bailemos esta piesa musical

cuya melodia es armoniosa?

 

Delicadeza, elegancia

y sutileza...

Giremos en torno a nuestro amor,

como los astros giran,

alrededor del indomable sol.

Con sigilo cada movimiento,

volemos como el viento,

como plumas suspendidas,

como fuego ardiendo...

 

Que florezcan blancas,

azules, violeta y rojas,

cortejos para el alma, 

mirad aquel campo,

¡Que lindas rosas!

Volad alegres!

seamos dos mariposas!

serenamente,

en esta danza grandiosa.

 

Como rio tranquilo, 

deslicemos nuestros pasos,

con dulzura y sencilles,

sigueme sin timides...

ven...

Tu cabello ondado, 

como un tranquilo mar,

brillante como la luna,

sigue tu mirar...

 

Perfume de  mil flores,

extasis en mis ser,

tu piel cusa en mi

embriaguez...

sigamos bailando 

amada mia, 

en un tercer estado,

tus manos con las mias,

un verdadero halago...

 

Escuchad atentamente 

la melodia, palpita

internamente de nos

un tambor,

escuchad 

atentamente,

alma divina,

de donde proviene 

esta cancion...

 

El universo entero 

ha compuesto lo que

hoy dansamos,

puedes sentirlo,

como lo siento yo,

en todas partes,

acordes preparados,

entonando un himno

lleno de amor...

 

El tiempo se ha

detenido en este

instante,solo

para nosotros dos

para hacer que este

momento, unico

infinito e inolvidable

lo dancemos solos

tu y yo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.