Eremita

El

Él es un ser efímero, que se transforma ante la voluntad de mis deseos, al cual aborrezco por su imperfecta humanidad, lo visualizo en esta muchedumbre, la vil mirada humana, solo aumentan mis deseos de poseerlo y mi melancolía por este ser ,  rastrojo de muchos otros, sin llegar a ser adición perfecta de todos, porque ante el los números no tiene lógica ni forma, cuando más lo siento más se aleja, el nace de los errores ajenos , del recuerdo, del abismo, del ocaso, del diluvio, encontrarlo es imposible, pero la búsqueda me mantiene en vida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.