Ary Vala

INSTANTES DE ESPERA (II)

Tú no me amas como es debido

No lo haces como se aman mis padres

Mis hermanos o mis amigos

Tampoco me amas como se amaron los tuyos

O tus vecinos

Mucho me temo que no jugaste al papá y a la mamá

Cuando eras niña...

Me amas a ciertas horas de la noche

Entre el sábado y el domingo

En el momento preciso

Cuando me quedo  a ciegas

Cuando tengo sed o un poco de frío

Me amas cuando tú quieres y yo te quiero

En los lugares de siempre o en los desconocidos

Bajo tu árbol preferido, donde indique la luna

O entre las sombras del trigo.

Ocasionalmente me entregas besos, caricias,

Tu pecho erguido y otras veces nadamos

En un silencio exquisito acompañado de tiernas miradas

Y cabellos finos

Me gusta el amor así, en dosis moderadas

Como la penicilina o la nicotina, no de un solo golpe

Que mate al enfermito

Una gotita en el café de la mañana

Una pastillita después de  comer,

O en un abrazo cuando duele el amanecer.

Me gusta que me ames como no es debido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.