Raul Paz Sabines

En la ciudad


Pasto de asfalto verde
te recorro con mis pies
neumáticos,tus luces de
noche me recuerdan el cosmos


Mis ojos conmemoran aquel Universo,
El real, el puro.
Hoy miro el cielo y sólo veo humo,
y a veces, por casualidad,
el reflejo de mi gran codicia.
Paseo por el parque y veo rejas,
rejas tapando los árboles,
encerrándolos.
¿De qué nos defendemos?
¿En qué guerra estamos?
Hoy, como en la cárcel,
los niños crecen bajo llave,
detrás de barrotes de acero,
\"protegidos\" por candados.
Y el nene me pregunta...
¿Por qué?
Yo lo miro, con un gramo de culpa.
No sé que decirle,
también se que no es tu culpa.
Pero...
Me he perdido en tus escombros,
malditos y añejos retratos de algo que nunca fue.
(SASHAB- MUJER NAGUAL)


Pero guardo la esperanza de algún día
ver a los niños fueras de las rejas
imaginando que son Dioses
reconquistando, civilizando
los placeres indómitos de
esta la ciudad del desenfreno,
si que añoro ese momento
que me cuentan los ancianos
de que se podía caminar por la
noche por cualquier calle
sin temor de ser crucificado
cuando la gente irradiaba luz
en esta la ciudad de la furia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.