MF Cuayal

LOGICA DE UN VAGABUNDO

Y como nunca soñé, soñé tanto que al despertar, me di cuenta que volé buscando llegar a lo inalcanzable... su corazón... muy seguramente me falto determinación, a lo mejor algo de imaginación.

Poco después de despertar recordé que era un vagabundo, me levantaba de una acera muy bien adecuada, periódicos para el frio y la lectura matutina, procuraba cada día cambiarlos para que la lectura fuera siempre más apacible.

Entonces ya con los pies sobre la tierra era lógico pensar que no tenía nada que ofrecer, no tenía nada que darle a ella.

 

MFCR

San Juan de Pasto 10 de Junio de 2013

Comentarios1

  • Enrique del Nilo

    Este tipo de vagabundo
    es altamente instruido
    se desayuna con lectura
    ...para pan y leche no alcanza

    No debemos dejar nada dentro
    saquemos lo que pensamos
    lo que sentimos

    si hoy no fructificó
    ser√° en el siguiente invierno



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.