Kelly M

Lluvia

Vos sabés que puede llover.

Mañana, amor.

Puede llovernos en el alma de tanto amar,

de tanto ser las gotas de luz y de sed y,

por qué no, las de querernos así.


Puede llover cuando querás que llueva, amor,

aquí y allá y en mí...

y en todos mis mares

y en nuestro océano

que es más azul si me llueves en la piel.


Yo sé que puede llover, amor,

cuando tus chispas mojan porque sí,

porque quise y porque no;

y también porque amé tu humedad...


Sólo lluvia, amor,

sólo gotas que son y serán

y que llueven en mi ser.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.