DANIEL ALPAVALA

CAFÉ CON LECHE

Agradecimientos:

Se lo dedico a mi padre Edwin Arturo Bustos, mi madre Denis Gámez Vega, mi hermana Tefy, mi abuela Rubí, mi abuela Carmen, mi tío Juan Carlos, mi primito Luis Ángel y para todos aquellos que confían en mí, les doy mi más sincero agradecimiento.

 

 

“Con el apetito de estar juntos, nos alimentamos de pasión e hicimos el amor a la vida.”  Daniel Alpavala

 

“Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos.”  Julio Cortázar

 

“Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.”  Jorge Luis Borges

 

“El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.”  Victor Hugo

 

“Conocer el amor de los que amamos es el fuego que alimenta la vida.”   Pablo Neruda

 

 

 

CAFÉ CON LECHE

 Baleni cansada de un día largo en la iglesia, se queda mirando el cielo desde la ventana de su cuarto, agacha la mirada y nota que se están mudando una familia de origen africano, le causo gran curiosidad un gran oso de peluche que ingresaban con mucho cuidado los dueños de la casa, el oso era grande, gordo y bonito.

Es vacaciones y ella siente que la vida es mejor en la escuela, la monotonía de solo bajar para comer, subir para leer y dormir, le está causando un hábito en el cual ella no se siente feliz. leyendo el principito mira de reojo por la ventana y se da cuenta que sus vecinos salieron al jardín para jugar con su hijo, el ambiente estaba muy alegre y divertido, mientras que en la vida de Baleni sus padres estaban separados, ella vivía con su mama la cual trabaja como enfermera y anda muy ocupada en el hospital.

Pasan días, Baleni observa que a la misma hora el niño saca a darle una vuelta a su perro, un día 15 minutos antes de la hora en el que el niño sacara a pasear su mascota, ella bajo a su jardín, tenia gran interés de conocer esa familia tan divertida.

 Al salir el chico con su perro y pasar por el frente de las rejas de la casa de Baleni se escucho la voz más dulce e inocente que puede percibir un ser humano, entre las rejas que dividían el andén y la terraza, Baleni dijo:

- hola, bonito perro

- gracias, lo voy a sacar a pasear al parque del barrio ¿me podrías hacer el favor de acompañar?

- está bien, le diré a la empleada que no tardo.

Caminaron hasta el parque donde soltaron al perro para que corriera y jugara, el niño se le acerca a Baleni le extiende la mano derecha y dice: disculpa no me he presentado mi nombre es Zamet Sagu.

- Baleni Sod, es un gusto conocerte

- igualmente

- ¿cómo se llama tu perro?

- Petir

- ¿petir? que nombre tan extraño

- es que mi mama le dice a mi papa petirrojo, tengo entendido que es el nombre de un ave muy fiel y de ese nombre proviene el de mi perro.

- bueno deberías acercarte a petir, con una bolsa y una palita

- pero petir ahora no, jajajajaja.

Ambos rieron, jugaron se divirtieron como nunca, sentado bajo la sombra de un gran árbol estaban disfrutando de unos emparedados con jugo, que eran muy populares en el parque, descansando en ese lugar los dos se miraron fijamente, sonrieron y vieron el atardecer. 

Baleni llego a su casa, se despidió dándole las gracias a Zamet por el día, cerro la rejas del jardín y al entrar a su casa, realizo un salto de júbilo donde su felicidad se veía reflejada a flor de piel.

Al día siguiente Baleni se asoma por la ventana y ve a Zamet en el jardín, cuando él se da cuenta que ella lo observa decide sacar una pequeña cartelera que decía: te invito a desayunar. Baleni apresuradamente se ducho, se vistió y fue a la casa de los Sagu, no alcanzo a timbrar cuando la puerta se abre, sonriente Zamet le da el ¡buen día! y la bienvenida a su hogar, mirando su alrededor Baleni le pregunta a Zamet: ¿a que se dedican tus papas?

- mi papa es docente en filosofía y mi mama en matemáticas

-wau lo noto por la cantidad de libros

- a mi papa le gusta mucho escribir y a mi mama Bordar, Tejer, Coser esa clase de cosas.

- vi ese oso tan grande de peluche, ¿lo hizo tu mama?

- qué vergüenza que vieras eso jajajajaja

- jajajajaja es muy bonito, me gustaría tener uno así en mi cuarto

- bueno ese oso lo hizo mi mama y mis padres dicen que ese oso les ayudara en sus sueños, el cual es ser dueños de su propio colegio

- piensa tu mama hacer muchos para vender y así cumplir su sueño junto a tu papa

- No se pero supongo que esa es la idea

- le pediré uno a mi mami, de verdad es muy pero muy grande, me gusto mucho.

Ambos desayunaron y empezaron a conocerse mutuamente, Baleni hablo con el papa y la mama de Zamet, la dicha de la niña aumento cuando se entero que Zamet va para la escuela donde estudia ella.

Pasaron las semanas y el fin de las vacaciones, en el primer día de clases en el salón donde estaba Baleni, la profesora Denis dice públicamente: ¡buen día! queridos estudiantes, les informo que este salón tiene un nuevo amigo, les presento a Zamet Sagu, Baleni no lo podía creer su vecino y mejor amigo, ahora es su compañero de clases, una dicha viene seguida de la otra, todo era feliz para ellos, hacían casi todo juntos; las tareas, la merienda, leían, participaban en actos cívicos, se iban y se regresaban juntos, los fines de semana se divertían jugando, en cine o visitando un lugar llamativo de la ciudad y en vacaciones su tiempo de compañía se multiplicaba.

Un primero de diciembre, estaban los dos en el parque, ella que le fascinaban los idiomas le escribió en ingles una frase que a él le gusto escuchar, el se le acerco y le dio un beso en sus rosados labios, ni ella ni Zamet, habían experimentado algo igual, entonces su hermosa mirada resplandecía su sentimiento, se acercaron de nuevo y se besaron con todas sus ganas hasta ver el sol esconderse.

Son novios, viven un momento muy feliz y agradable, el camino a la escuela se hace más corto, el tiempo se acorta, los sueños tienen los mismos protagonistas, el corazón aumenta sus latidos cuando se ven, se hablan, se abrazan, se acarician y se besan.

Un día ella se comporto de manera extraña, en la banca del parque Baleni muy pensativa y distraída le dice a Zamet: amor mi papa es chofer y va a traer una mercancía a esta ciudad, se quedara por 5 días, no te dedicare el mismo tiempo porque quiero aprovechar al máximo a mi padre.

- no hay problema mi corazón, eso lo comprendo perfectamente, pero dime ¿porque estas tan extraña?

- mi Zamet, es que mi padre es muy estricto y rígido, temo que no te acepte

-Baleni, yo soy una buena persona, cuando me conozca se dará cuenta que yo soy un buen muchacho.

- eso espero mi amor, eso espero.

Al llegar su padre, Baleni corrió y lo abrazó, como muestra de un te extraño me haces falta papa, el pasó y se sentó en su sillón, como en los tiempos del pasado acostumbraba hacer, hablo con Baleni y con su madre sobre sus viajes, sus aventuras en el camión, al caer la noche cenaron, hablaron y rieron hasta la 1:00 AM, esa madrugada Baleni durmió junto a su padre, aquel que le leía cuentos cuando ella le tocaba dormir, ese abraso que tenia rato que no sentía fue la mejor anestesia para dormir de manera placida.

Al día siguiente, el papa de Baleni estaba sentado en su sillón, leyendo el periódico y tomando café, se escucha un timbre y Baleni atiende a la puerta, ella se le cerca al papa y le dice: papi te presento a mi novio, Zamet el es mi padre.

- ¡buen día! Señor, es un gusto conocerlo, mi nombre es Zamet Sagu

- Edwin Sod

El señor Edwin no dice más nada, cierra su diario, lo mira de reojo, toma un poco de café, abre su periódico y continua leyendo dejando a Zamet con la mano tendida, Baleni ante tal hecho llama a Zamet y le pide que mejor se ven más tarde, que está muy apenada por lo sucedido, él le responde: no te preocupes amor tal vez el no quiere que tengas novio o esta celoso

-no se mi amor pero de verdad tengo mucha pena

-No te preocupes ya verás que me conocerá y se dará cuenta que soy una buena persona

-si Zamet tienes toda la razón

Se despiden de un beso y un abrazo, cuando Baleni cierra la puerta corre llorando a su cuarto, al transcurrir de las horas su mama que llegaba del hospital fue y hablo con ella, Baleni la informo del hecho tan bochornoso que presencio. La madre de Baleni le reclama al señor Sod lo sucedido: ¿porque tienes que comportarte así?

-comportarme, ¡por Dios! me voy de esta casa y cuando regreso, mi hija tiene novio y negro para completar, que desgracia tan grande, no puedo creer que dejaras pasar todo esto

-acaso ¿tiene algo que ver el color de su piel? Eres un enfermo racista, Zamet ayuda a tu hija en el estudio y juntos son los mejores estudiantes de la escuela

-patrañas no la quiero ver con ese chico, de lo contrario te quitare a la niña

- pero Edwin ¿qué te pasa?, si a ella no le hace falta nada aquí, además como la vas a cuidar si estas viajando constantemente

- ¡Cállate!

-largo de aquí, no te quiero ver

-se te olvida que yo compre esta casa, no tienes derecho de echarme de aquí

- vete, vete, vete, no te quiero ver más en mi vida, vete por favor. La madre de Baleni llora sin parar mientras el señor Edwin se levanta del sillón con la mano derecha agarra su gorra y se va de la casa tirando fuertemente la puerta.

Al caer la noche el señor Edwin llega ebrio a la casa y empieza a partir sillas, mesas, adornos etc. Grita vulgaridades y empieza maltratar verbalmente a la familia Sagu, Zamet asustado porque se encontraba solo, sus padres estaban visitando un amigo enfermo, de repente con mucho furor el señor Sod se monta en su camión y se va gritando: chao, no me verán mas par de desagradecidas. Al marcharse rápidamente bajan de los cuartos Baleni y su madre, quebrantadas en llanto, los vecinos llamaron a la policía y asistieron para calmarlas.

A los noventa minutos llaman a la casa de Baleni informando que su papa provoco un gran accidente de tránsito, en el cual fallecieron tres personas, incluyendo al señor Edwin Sod, la tristeza inundaba la casa, todo destruido y dañado, mas una noticia de muerte, hacían fluir las lagrimas como cascadas donde un gran vacío se bañaba en ellas.

Llegaron al lugar del accidente, Baleni vio el camión fuera de la carretera chocado fuertemente frente a un gran árbol, vio personal forense tomando fotos al camión, cuando sorpresivamente la abraza fuerte, con amor y con tristeza al tiempo, es Zamet que llego para consolar, para ayudar en estos momentos tan difíciles para Baleni, pero Zamet lloraba de manera desgarradora, ella pensó que era por verla triste,  pero al mirar del otro lado se percato de un carro que estaba volteado y totalmente destruido por el impacto, la tristeza aumenta porque era el carro de los papas de Zamet, donde ellos son los otros dos que fallecieron, Baleni y Zamet se abrazaron, apretándose y entre lagrimas, un beso salado por el llanto de Zamet fue la partida de esa carretera, que los dejara marcados con ese recuerdo tormentoso, con ese horrible episodio que cambiaria el rumbo de sus vidas.

ese mismo año, ambos se graduaron de la escuela y a Zamet le tocaba irse a vivir donde sus tíos, porque en esta ciudad no tenía a nadie, además sus padres no eran amantes a los bancos así que el dinero era escaso, el padre de Zamet tiempo atrás había recibido una fortuna grandísima pero nunca él se entero que fue de ese dinero, Zamet que tenía 2 años, 5 meses y 5 días de novio se despidió de Baleni un lunes 6 de mayo para estudiar licenciatura en ciencias sociales en otra ciudad, pero al partir le dio un abrazo, un beso y le regalo el gran oso de peluche que a ella le gustaba, lloraron y Zamet al entrar a ese taxi que lo llevaría al aeropuerto le recita una frase poética de Julio Cortázar a Baleni mientras el taxi avanza su destino, él le dice en voz alta: "Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos", Baleni escucho y cargando ese gran oso le tiro un beso en el aire que llegaría directo al corazón de Zamet.

Pasaron los años, Zamet después de graduarse de licenciatura en ciencias sociales y hacer un postgrado decidió regresar a aquella ciudad en donde él había conocido su primer amor, Zamet tenía sed de ganas de ver a Baleni, viajo y llegando a la casa donde vivía Baleni encuentra un supermercado, el asombrado le pregunta a un viejo vecino del barrio: disculpe señor, ¿sabe usted el paradero de la familia Sod?

- no, señor ellos después de la muerte del señor Edwin, vendieron la casa y no los he vuelto a ver

-¡Dios mío! mi viaje fue en vano, me tocara regresar por donde vine, gracias señor por la información

- de nada señor, es un placer colaborarle.

Zamet camina desconcertado pateando una lata de gaseosa por todo el andén, sin darse cuenta caminó dos horas, llego a la carretera en el preciso lugar donde murieron sus padres, con las manos en los bolsillos de su chaqueta alzo la mirada y suspiro fuerte, recordó aquella noche como si fuese en ese preciso instante, cierra los ojos e imagina a sus padres y a Baleni, siente que la escucha, llamándolo con emoción Zamet...Zamet...Zamet, abre los ojos se da cuenta que es Baleni que está en un auto bus llamándolo, el sonríe y espera que ella se baje, recibiéndola con un fuerte abrazo, donde se notaba la necesidad de estar juntos, hechos el uno para el otro, Zamet alegre le susurra en el oído a Baleni: "andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos", después de ese encuentro tan hermoso se sentaron en una cafetería a hablar de sus vidas, Baleni empezó la conversación diciendo: Zamet me hiciste mucha falta, los días después de tu partida me desvelaba y no tenia apetito, llamarte al celular y escuchar tu voz solo me hacía sentir más triste cuando me daba cuenta que no te tenia a mi lado y ¿qué hay de tu vida Zamet?

-me gradué de licenciatura en ciencias sociales y ahora vine a cumplir el sueño de mi padre, tener mi propio colegio.

 -que bueno Zamet yo estudie licenciatura también pero en idiomas extranjeros.

-si llego a ser dueño de mi escuela tienes un puesto asegurado

-Gracias Zamet, tu siempre tan especial conmigo, te extrañaba mucho

-pero aquí me tienes, ya no me extrañaras Baleni, ya no.

Hablaron durante dos semanas todos los días, haciendo aquel recorrido por el parque, que solían hacer cuando jóvenes en compañía de su perro petir, Baleni lo agarra de la mano, se acercan las miradas, con la brisa a favor suena un mua, se dan un exquisito y amoroso beso, las mariposas en el estomago aleteaban nuevamente, la sensación de estar unidos crece de tal manera que ese besar se extendió hasta el día siguiente.

En el apartamento de Baleni, Zamet se quedo sorprendido al ver ese gran peluche que lo hizo su madre ubicado en una esquinita de la habitación de Baleni, el le dice: Baleni aun lo tienes, me dejas sorprendido

-amor no tiene que sorprenderte, todo lo especial lo llevo conmigo

-tienes razón Baleni, te amo y te doy las gracias por amarme, porque a tu lado me siento amado, gracias mi amor

-de nada corazón, tú hiciste esto posible, gracias a ti por venir a buscarme.

Baleni y Zamet empiezan a jugar en la habitación, donde Zamet la carga y la tira en caída libre sobre la panza de ese enorme oso de peluche, la presión hizo que se descosiera a un lado, Zamet miro detenidamente y se percato de algo muy extraño, entre la mota de algodón saco un billete, despertó curiosidad y abrió aun mas aquel orificio del peluche, Baleni queda inmóvil, era mucho dinero que tenía el peluche en su interior, Zamet le dice a Baleni: ya veo porque mis padres me decían que en ese oso estaban sus sueños, aquí está la herencia de papa y los ahorros de ambos de toda su vida. Felices por el encuentro del dinero se besaron y llorando de alegría se abrasaron jurando nunca más separarse.

-  con ese dinero compraron una hermosa casa, construyeron un hermoso colegio, una noche frente al hermoso lago de la ciudad ellos se encontraron una llave de una apariencia antigua, de repente ambos miraron el lago y en el horizonte se movía algo extraño que se aproximaba poco a poco, al salir de las aguas Baleni se asusto miro bien y era un buzo con una cofre el cual se desmayo frente a ellos, Baleni atónita queriendo darle primeros auxilios al buzo mientras que Zamet estaba tranquilo, Zamet tomo el cofre y dijo: amor abrámoslo, la llave antigua que encontró encajo perfectamente y al abrir dentro había un hermoso anillo de compromiso el cual Zamet tomo y dijo: ¿Baleni Sod deseas casarte conmigo y ser feliz por el resto de tus días?

- sí, sí, sí, claro que si mi amor, te amo.

El buzo se levanto y disparo una bengala, que inicio unos juegos pirotécnicos en el lago, aparecieron amigos aplaudiendo y Baleni no podía contener la alegría, no soltaba a Zamet, su fuerte abrazo dio un ambiente de extrema felicidad.

La boda fue magnífica, una ceremonia soñada para toda mujer, se dieron el beso y después de una fiesta colosal, se fueron a disfrutar de su luna de miel.

Regresando de la luna de miel Baleni le dice a Zamet: amor te tengo una noticia

-dime mi amor

-estoy embarazada

- a

-estoy embarazada

- amor que felicidad voy a ser papa, que alegría mi corazón, quisiera que en estos momentos de mi felicidad estuvieran mis viejos, los echo de menos, seremos un hogar ejemplar, digno y con valores

-así será mi Zamet

Pasaron unos meses, Baleni y Zamet son padres de unos hermosos gemelos, que se convertirían en los nuevos amores de esta hermosa familia.

Cuando el camino hacia tu felicidad es un laberinto, el error no está en tropezarte, porque al tomar caminos equivocados aprenderás y al reflexionar miraras otras rutas. El verdadero error esta en perderse o rendirse en la búsqueda de esa felicidad que despertara sonrisas a tu alma.

FIN  

Daniela Bustos Gámez

 

Nació en Bogotá el 23 de diciembre de 1994, con honores se graduó de bachillerato en el Colegio Distrital Hogar Mariano, ubicado en la ciudad de Barranquilla, actualmente Es una estudiante de ingeniería mecánica de la Universidad del Atlántico. Este es su primera publicación, donde atrapa al lector en esta historia tan romántica y llena de episodios que impactan, dejando una lección de vida, una reflexión, donde el amor, está por encima de todo obstáculo.   

Diseñador grafico: SAGAR

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.