Henry Joel

Madre querida




Que mujer no ha de sentirse alabada
por cumplir el propósito de Dios
y que sus hijos celebremos
una fiesta universal
Que vivas madre querida
en el seno de tu familia
de alta estima es tu vida
mi dulce madre querida


La mujer es como una flor ,
hay que regala con amor,
con alago y aromas,
que salen del corazón.
Una fiesta universal ,
en las familias son unicas,
merecen coronas de oro,
todas las madres del mundo
bella bendición de Dios.


Madre querida sólo tengo esa que es mia
nadie podra jamás arrebatarla de mí vida,
perecera la Tierra el hombre y el Universo
siendo imposible volver al ser de la madre,
cuando su esperanza se basa en su amor
dando la pasión maternal al hijo deseado.
******E Hombre de la Rosa******



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.