Muchachita

Reclamos a Cupido

Me involucras en situaciones complicadas,
por lo general equivocadas.
Tus flechas duelen;
pero sólo tú decides cuando sacarlas,
es tanta tu maldad.
¿Por qué sólo a mí? ¿Por qué no a ambos?

 
 
La flecha se incrusta en el fondo de mi alma; 
pero sólo te importa tu calma.
En tu defensa alegas decir que él también fue flechado,
¡eres un desdichado!
Tus flechas tienen nombres;
pero el mío nunca lo escribes.
¿Por que él nunca la recibe?
 

 
Sólo cuando quieres, unes dos corazones,
tienes tus razones.
Haces a mis ilusiones desvanecer y,
poco a poco llego a desfallecer.



Sin poder hacer nada, 
con brazos cruzados,
espero que me dejes libre de aquella flecha
que he intentado sacar 
y ha resultado ser mortal,
siento que me llega a matar.



Siempre es la misma historia, 
si no me falla la memoria;
pero soy disimulada,
ya estoy acostumbrada.

Comentarios2

  • bambam

    "El que por su gusto muere,
    hasta la muerte le sabe"
    abrazos
    bambam

    • Muchachita

      Siempre terminamos cayendo en la trampa de este ser. Es tan dulce y a la vez tan amargo el sabor que provoca tal sentimiento que ocasiona.
      Saludos bambam.



      • bambam

        Si me lo dijeras a mí, se sufre pero se aprende, sólo que a veces es más lo que se sufre que lo que se aprende, ya que volvemos a caer
        Amar es sufrimiento, pero que bello sufrir
        besos
        bambam

      • Luis Hidalgo

        ¡Este cupido! Siempre haciendo las suyas desde tiempos inmemorables, ya era hora de que alguien reclamase su labor inescrupulosa. Pero este es un poema verdaderamente hermoso. ¡Saludos!

        • Muchachita

          Gracias Luis Hidalgo, quería dar a conocer la mala práctica de Cupido con respecto a los flechazos de amor.
          Saludos, estimado.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.