bonifacio

La soledad y yo



Cuando ella vino a verme

Le dijeron que yo no estaba

Todos los fantasmas

De mi vida anterior

Pero ella insistió tanto

Que tuve que aceptar verle

Y preguntarle porque había venido

Sin que la llamase yo.

 

Ella con esa sonrisa

Eternamente pálida

Me dijo que yo le pertenecía

Que no había equivoco en esta situación

Le rebatí fervientemente

Más no aceptó mis palabras

Y de a poco se fue instalando

Con su sombra en mi habitación.

 

De pronto me levanté

Y miré por la ventana

Un carnaval de niños

Que pasaba junto al balcón

Ella sobre mi cuerpo

Y en medio de mi triste alma

Se apoderó de mi esencia

Y sonreí con dolor.

 

Ella se fue quedando

Y yo me metí en la  cama

Ella se echó al lado mío

Sin ninguna consideración

Yo tenía frío

Y ella me ofreció su manta

La del olvido

Sin calor.

 

Porque no te marchas le dije

Y ella se quedó callada.

 

Por que no te vas por donde viniste

Ella me miro angustiada.

 

Porque no me dejas morirme

Y ella me abrazó

Y yo tratando de decirle basta

Le di el beso del perdón

 

Ella finalmente se quedó

Mientras mirábamos a lontananza

La soledad y yo.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Una prenda hermosa tu genial poema triste amigo Bonifacio
    Saludos de amistad

    • bonifacio

      Gracias amigo Críspulo por tu siempre generosa participación.
      Un abrazo
      Boni

    • pame hdez

      Un diálogo que muchos tenemos con esa fiel dama, pero tú lo has dejado plasmado muy bien en tus versos y aunque está esa estela de tristeza ten presente que siempre se te acompaña.
      Poeta-escritos y lectores=compañía
      Saludos

      • bonifacio

        Esa estela de tristeza Ummm creo que si ,siempre me acompaña.Veo que ya me conoces.Encantadora tu formula de compañia.Voy a usarla en mis experimentos.
        Besos
        Boni



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.