Esfinge_07

Tu juraste



Tu juraste jamas dejarme

y poco a poco fuiste soltando mi mano

en el entretiempo me vi en el abismo

de un olvido tan exacto

tan frío y despiadado.

Primero el hielo cubrió mis pensamientos

luego el fuego los oscurecio

y cuando el viento soplo las cenizas esparció.

Era una mujer enamorada que dedicaba sus manos a tejer

un bello amor de cuento.

Una ilusión pasajera me fui convirtiendo para mi amado.

Y en el abismo me sumergí

desde la oscuridad de un mal tiempo

veia brillar las estrellas y recordé

que eran todas nuestras

pero que ya no eran mías sino de el solamente,

vi los dias pasar desde la existencia de mi alma perturbada

vi la lluvia, el sol, la noche y todo lo que acontecía,

pero no era dueña de nada

era solo yo en un mundo solitario

donde mi amor murió.

Tu juraste amor

pero de ti solo obtuve dolor,

por que si yo te amaba,

por que si yo anhelaba en cada suspiro.

Eres ahora la sombra de lo que fui

eres ahora el perfecto solitario a la orilla de la calle empolvada

eres el perfecto solitario que sonrie sin decencia,

eres ahora el que yo dejo en el abismo

en un recuerdo que ya no es mio.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.