JASA-REHM

Llamado del Fuego

Se aplicó, el conjuro de los terrores.

Querías verme sufriendo?

Pues muérdeme hasta perder sangre,

Que de sangre me has enseñado.

Estoy listo pero incierto al dolor.

 

Déjame respirarlo.

 

Ya me había fugado

De este sacrificio.

Sonriendo hacia afuera,

Largo tiempo de jactancia.

 

No mentí sobre mi calma,

Sí de su duración.

Casi me extiendo hasta los témpanos,

De las puntas del mundo.

 

Querías perderme en el silencio,

Pero el conjuro me reclama,

Y perderé sangre.

Pues de sangre me has enseñado.

 

El cielo se amplió.

Replegándome a kilómetros,

Para esconderme a escribir

Con todas las hojas

Que ahora me cortan los dedos.

 

El cielo se abrió para verme llorar.

Comentarios1

  • Damian cuellar

    Magnifico, que grandes versos me gusta mucho como empleas las metáforas.
    Un verdadero placer poder leerte.
    Saludos.

    • JASA-REHM

      Es un placer poder compartirlo. Un saludo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.