carmenvictoria1

AMAPOLA



 Con tu vestidito rojo

moviéndose con el viento,

luces coqueta y sensual

en los campos y los huertos.

 

Eres silvestre y bella,

amapola carmesí,

entre el verdor de las hojas

apareces en abril.

 

Seduces al caminante

que se enamora de ti,

de tus ojos de azabache

y tus labios  de rubí.

 

Tienes miedo a sus caricias,

pues te pueden destruir

puesto que además de hermosa

eres también muy sutil.

 

Un romántico pintor

será tu amante perfecto

pues tu belleza plasmará

en alguno de sus lienzos.

 

También lo será el poeta

que te dedicará sus versos

ambos te dejarán libre

para que sigas viviendo.

 

Serás la musa que inspira,

que hipnotiza al que la ve,

pero que nadie jamás

debe nunca poseer.

Comentarios2

  • ADOLFO CESAR MARCELLO

    Hermosas y sutiles letras que llegan al alma, poetisa, un gusto leerte. SALUDOS Y FELIZ FINDE

  • carmenvictoria1

    Muchísimas gracias por tus palabras. Me alegro de que te haya gustado. Un placer tenerte por aquí. Yo también te deseo que pases un buen finde. Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.