sabianya

LOS MISTERIOS DEL MAR

Esta historia ocurrió al principio de los tiempos

Existía un poblado que decidió en vez de enterrar

a sus muertos,

tirarlos al mar y no tener que ocuparse de ellos,

 

 

Un día el viejo brujo, convoco a todo el poblado,

pues había soñado que un gigantesco pez que lanzaba chorros de agua

le advertía que si seguían tirando al mar los muertos el mar se enfadaría,

también dijo que el mar devuelve todo lo que no es suyo, pero también se cobra lo que le pertenece, el poblado se puso en contra del viejo brujo y hasta lo desterraron,

 

 

un buen día cuando la paz reinaba en el poblado, una gran ola, gigantesca

Salió del mar arrasando todo lo que se interponía en su paso,

 

 

entonces el jefe del poblado agarrado a un tronco flotando, pudo ver al viejo brujo, que subido a una palmera, le dijo, (no me creísteis, ahora viene a cobrar las vidas de cada muerto que habéis echado al mar)

 

 

 también me dijo que vendría con el nombre de TSUNAMI

 

 

Comentarios3

  • sauce

    Sería un gran cuento. Has escrito alguno.? Me gustaria leerlos. Un saludo.

    • sabianya

      Hola un placer, todavia no he publicado ningun lcuento, ya me gustaria sobre todo tener tiempo, tan solo aqui en esta maravillosa pagina,tengo entre mis poemas algunos muy semejantes a este
      los llamo ( historias de poblados) me gustaria que leyeras sobre todo historias de un poblado III es muy interesante

    • El Hombre de la Rosa

      La hermosura y belleza de tu harmonioso versar llenan mi vieja alma de la genialidad y la pasión de tu poema sobre la naturaleza estimado poeta y amigo Sabianya
      Abrazos de amistad
      Críspulo

      • sabianya

        Gracias mi amigo que orgullo para mi lo que dices encantado
        como siempre volver

        un abrazo

      • neria ceballos

        me agrada

        • sabianya

          Gracias un saludo



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.