grace vda. de de leon

Aquel día gris

Desconsolada por el dolor

a tu Santuario Inmaculado

llegué un día gris,

no sé si en busca de tí,

en busca de consuelo o de estar

cerca de mi amado

que yacía entre tus muros

lúgubres, silenciosos...

Sólo recuerdo que lloraba

al no tenerlo a mi lado,

La triisteza y desolación,

invadía mi ser, cual guerra de

exterminio al llegar a su fin.

Así se encontraba mi alma

acabada, desolada, sin vida.

Un día te conocí...

no me preguntes cuándo,

mi inquietud por estar a tu lado

crecía día a día, y

el temor de sentirme y verme

sola,iba desapareciendo, poco

a poco...

Una luz renovadora,

fue apoderandose  de mi alma

adolorida, envolviéndola cual

torbellino, de esperanza,

consuelo y paz.

Me dí cuenta que no estaba sola,

que siembre estuviste a mi lado,

dándome fuerzas,

cubriéndome con tu luz.

Eres mi médico,

el Dios milagroso, el

todopoderoso que consuelas y

transformas las almas que,

abrumadas por el dolor,

acuden a tu Santuario

Inmaculado...como la mía,

Aquel día gris...

Comentarios3

  • el poeta perdido

    q lamentable perdida ): me gusto tu poesia mucho poder en esas estrofas

  • hmoliut

    hermoso poema...

  • luna de hielo

    Lo siento amiga, que triste momento pasaste.
    Y tienes mucha razòn, solo Dios nos puede dar la fuerza suficiente para seguir adelante ante cualquier adversidad.

    Saludos y que estes bien.
    te felicito muy bello tu poema



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.